Páginas vistas en total

domingo, 25 de septiembre de 2011

FOTO ARTE

Versalles.

RELATOS CORTOS. 4.

ESPERANZA Y OLVIDO.                                                                


Esperanza, como cada sábado, finalizado el desayuno, en un rito inmemorial, abre la puerta del comedor, y con la solemnidad de una abadesa en su capilla lo cruza despacio, sin perturbar su atmósfera estanca. Con los dedos busca la simetría del tapete de ganchillo mientras observa con nostalgia, en la pared, la foto con su Juan del día más feliz de su vida. ¡Que guapa estaba, escondida tras los tules!, que apuesto su Juan con su estampada corbata de nudo ancho. ¡Que buen mozo era!, la envidia de sus amigas, seguro. Los ojos se le humedecen ante las fotos de sus hijos que descansan sobre el aparador, parece oír sus risas, sus gritos, aquellas cenas de Navidad, aquellas mañanas de reyes. Finalmente parece volver al presente y abre la ventana dejando entrar la luz de la mañana mientras saca brillo sobre brillo a cada rincón, a cada plato, a cada taza que luego heredaran su hija, y su nieta. Sus dedos torpes rompen una copa, se maldice, descuido imperdonable. Todo esta listo al final de la mañana.

Olvido, como cada sábado, finalizado el desayuno, en un rito inmemorial abre la puerta del comedor. Ella ya no recuerda el miedo que escondían sus ojos el día de la foto que observa en la pared, miedo a entregar lo mas suyo. Olvido ya no recuerda las palizas de Juan. Ni la última vez que alguien se sentó en torno a aquella mesa, ni los últimos gritos ni las últimas risas. Sigue sin entender que ya nadie lo hará, que sus hijos apenas la visitan. Que sus nietos no la conocen, ni querrán sus copas. Olvido es feliz así.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

lunes, 19 de septiembre de 2011

FOTO ARTE.

POSTALES DE CASTELLO.

Plaza Mayor en dos epocas distintas, ver diferencias en fachada del Ayuntamiento. Y Plaza Maria Agustina.

La actual calle Ruiz Zorrilla.

Actual Porta del Sol y entonces del "Generalisimo". Observese el Yugo y las Flechas de la sede de Falange.

RELATOS CORTOS. 3.

LA CITA.


Hacía ya varios minutos que esperaba apoyado en una farola de la Gran Vía, esquina con Callao. A estas horas de la tarde, el gentío, tenia que sortearme a su paso, pero yo, estoicamente, aguantaba los embates sin apartar la mirada de aquella mesa en donde una pareja de ancianos con la piel recocida y camisas floreadas, ajustaban cuentas con el camarero. Aun no hizo la señora intención de levantarse, cuando me precipite a retirarle la silla como un caballero. La dama me miro con recelo, pero pronto comprendió que mi propósito era ocupar aquel sitio, y no otro de los que en aquel momento estaban vacíos.

Respire triunfante. Consulte mi reloj. Tenía tiempo. Recordé, mientras una fuerte presión me importunaba. Cruce las piernas. Me sirvieron el mismo combinado.

Esta tarde se cumplía un año. Aquel día, en este mismo lugar esperaba nervioso a que alguien me partiera la cara. Todo se había iniciado cuando por la mañana recibí aquella llamada de teléfono. Soy el marido de Julia –me dijo. No supe que contestar. Un calor injustificable me subió por la cara. Rompió el embarazoso silencio con voz seca y me cito aquí. Quería hablar conmigo. Acto seguido salte al despacho de Julia, no la había visto hoy. Me recibió con frialdad. Evasiva. Me acaba de llamar tu marido. ¿Miguel?. Tú sabrás. Su cara blanca.

Y aquí estaba yo, hilvanando un discurso, increíble de puro simple. Increíble de puro sincero. Persiguiendo palabras que se me escapaban, para explicarle que entre Julia a yo, nada de nada. Una simple pero buena amistad. La amistad no es atenuante en estos casos. Nadie cree en ella ya. Que por Julia no siento nada sino afecto sincero. Y no será que ella no lo haya intentado. Que él es en el fondo el culpable por no regar cada día la planta del amor…

Ahora hace un año. Julia dejo de hablarnos hace mucho. Y nosotros hemos vuelto a citarnos aquí.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

POSTALES DE BARCELONA. 2.



Palau de Pedralbes


LA VIEJA FABRICA

En el rio Bergantes, se encuentra esta vieja fabrica textil. Algunas de estas fotos se tomaron antes de que unos vandalos decidieran sacar las maquinas a la brava, es decir derrumbando las entreplantas. Actualmente presenta un estado lamentable.

Estado actual, por aqui bajaron las viejas maquinas.











Esto nos da una pista de cuando dejó de funcionar.











Algunas de las maquinas que han desaparecido.